Propuesta de valor: por qué es importante

Propuesta de valor: por qué es importante

No hace falta ser un gurú del Marketing o de negocios para haber escuchado (y usado) alguna que otra vez el concepto de propuesta de valor, un factor que puede determinar el éxito o fracaso de un negocio.

Hagas lo que hagas, siempre habrá alguien que hace lo mismo que tú, sin embargo, podemos destacar entre el ruido de la competencia buscando una manera de diferenciarnos.

Algo que aporte un valor añadido a nuestra marca que las otras no tienen. En definitiva, darles una razón para elegirnos.

¿Qué es la propuesta de valor?

Vamos con orden.

La propuesta de valor se compone por las características y los beneficios que nuestro producto o servicio aporta a un segmento específico.

O por lo menos así se define en el Business Model Canvas, la herramienta básica para diseñar el mejor modelo de negocio para una empresa. Pero no se limita solamente a esto, sino que hace referencia a todos los atributos de una marca.

bombilla con gráficos dibujados

Cuando decidimos gastarnos 8 euros en un frappuchino de Starbucks, en realidad no estamos comprando un simple café, sino todo lo que está alrededor de esa marca, todo lo que representa: en pocas palabras, su propuesta de valor.

Porque es cierto que venden unos cafés carísimos, pero también te venden una experiencia entorno a esa bebida: un café de calidad y producido de manera sostenible, un trato personalizado (aunque a mí nunca me han escrito el nombre bien) y unos locales acogedores y con un toque hípster al que nadie puede resistirse.

Ah, y wifi gratuito.

Todas estas razones han hecho que esta empresa consiguiera diferenciarse y destacar por algo que sus competidores no tenían.

¿Cómo podemos diferenciarnos gracias a nuestra propuesta de valor?

Ya está claro que para triunfar tenemos que destacar en este océano de tiburones que es el mundo de los negocios y del Marketing, tanto tradicional como digital.

mano escoge manzana roja

Es fundamental empezar con las ideas claras sobre lo que hacemos y porque, y tener claros algunos puntos como: que es lo que nos caracteriza, cuales son los valores de la marca, que estrategia será la base de nuestra empresa, etc.

En definitiva, tenemos que saber muy bien lo que somos y que ofrecemos, antes de intentar venderlo a alguien.

Además, nuestro producto o servicio tiene que cubrir necesidades o resolver problemas que afectan al consumidor, aportando cuantos más beneficios posibles, sean tangibles o intangibles.

Toca al cliente decidir si estos beneficios justifican el precio, es decir, si el producto/servicio merece o no la pena. Cuantas más ventajas aportamos, mayor será la percepción de valor que tiene para el consumidor final.

Algunos de los elementos que se suelen incluir en la propuesta de valor son:

  • Novedad
  • Rendimiento
  • Personalización
  • Diseño
  • Precio
  • Estado social
  • Reducción del coste
  • Reducción de riesgo
  • Calidad
  • Usabilidad

Entre estos beneficios se puede encontrar el elemento diferenciador, lo que mejor se nos da o lo que nadie más ha sido capaz de conseguir.

Pero cuidado, no hace falta ser los mejores en todo e intentarlo sería bastante frustrante y poco rentable; podemos triunfar siendo simplemente los mejores en uno de estos aspectos.

Por ejemplo, la compañía aérea Ryanair se ha distinguido desde siempre por el precio de sus servicios y lidera actualmente el mercado de las aerolíneas low cost.

La importancia de la propuesta de valor en Marketing Digital

Estamos conscientes de la facilidad con la que hoy en día se puede comprar o contratar servicios online: la tecnología nos ha vuelto seres impacientes y por eso todo lo que no es inmediato y lo bastante exhaustivo viene sustituido rápidamente.

En el entorno digital no podemos permitirnos el lujo de no expresar claramente nuestra propuesta de valor: que hacemos y porque valemos más que la competencia… Y todo esto en nada más que pocos segundos.

Ser claros e inmediatos es clave para aumentar nuestras conversiones.

Por otro lado, en el mundo de internet, sea la que sea nuestra propuesta de valor, tenemos que resultar creíbles a los ojos de nuestros consumidores y decirles claramente que sí “esto es lo que hacemos” y que “lo hacemos así de bien”.

Por esta razón en los últimos años apartados como el de testimonios y casos de éxito (entre muchos) han resultado ser imprescindibles para los negocios online.

post it smile

Y tu ¿Sabes ya cual es el valor añadido de tu empresa?

Como has podido ver se trata de un elemento fundamental para hacer que tu proyecto triunfe, y los del Máster MOSM lo sabemos muy bien.

Es un proceso que todos los MOSM viven en su propia piel durante la creación de los proyectos en equipo y que desarrollan a lo largo de la durada del curso.

Creemos muy importante que todos nuestros alumnos pasen por cada una de las fases de creación de un proyecto desde cero para que, una vez dentro del mundo laboral, sepan cómo enfrentarse a cada una de ellas.

Esperamos que este contenido te haya sido útil y si tienes dudas o preguntas, no dudes en dejárnosla en el apartado de comentarios.

Por último, no olvides compartir: es gratis ¡Y si es para aprender aún mejor!

Fotos vía: Marketing Directo, Linkedin

Share

MOSM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies